En el aula podemos encontrar muchos retos: tanto con niños típicos como con niños que requieren de métodos específicos para su aprendizaje. Muchas veces a pesar que el colegio sea inclusivo requiere apoyos adicionales de personas especialistas para que el niño pueda alcanzar los objetivos necesarios dentro del aula. Para cubrir esta necesidad, existen esas personas a las que llamamos “maestros sombra”. A esta figura también se le ha llamado profesor de apoyo, asistente educativo, shadow teacher, asistente terapéutico, etc.

Las personas que desempeñan este papel son especialistas en el área de la educación, psicología, psicopedagogía o educación especial. A partir de esta figura fue como me adentré en el mundo del autismo. Durante un tiempo, fui maestra sombra de un pequeño de tan solo 3 años, bajo las técnicas del método ABA. Por eso, en este articulo quiero compartirles lo que define a esta persona que apoya al niño dentro del aula y el objetivo final de este rol. Más adelante estaré hablando sobre estrategias específicas que se pueden aplicar dentro del aula.

¿Quién es el maestro sombra?

El maestro sombra es un profesional que asiste las necesidades específicas de un niño que requiere atenciones especiales para desenvolverse en el ámbito escolar y necesita apoyo para responder a los distintos estímulos que se le presentan. Es una persona que está presente en el aula, mas no es el maestro o maestra del niño. Es quien vela por que las necesidades del alumno se cumplan y sean las adecuadas. Guía y apoya al alumno en las dificultades que tenga que enfrentar y adecúa las actividades para que el niño las pueda realizar como el resto de sus compañeros.

Se enfoca en distintas áreas, no solamente en lo académico sino también en otra área muy importante: el ámbito social. En ocasiones, los tiempos libres o de receso son “descanso” para los maestros y sin embargo son los momentos de mayor importancia en el niño, ya que se enfrenta con retos sociales en donde se le deben dar herramientas para adaptarse a las situaciones que el ambiente le presenta.

Nuestro trabajo es quedarnos sin trabajo

La maestra sombra es un “puente” entre el colegio y los padres de familia, como mencionaba anteriormente, es quien se asegura de que las necesidades del niño se cumplan dentro del sistema educativo. Es importante definir los roles de las personas que trabajarán en equipo, en este caso los padres de familia, los docentes y la maestra sombra. Muchas veces el rol del docente y el maestro de apoyo se confunde: el docente puede creer que ya no es maestro del niño ya que tiene su maestro de apoyo, pero pensar esto sería un error ya que el niño necesita tanto del docente como del maestro sombra.

Quizá el título anterior puede ser desconcertante, pero no por eso menos cierto: “nuestro trabajo es quedarnos sin trabajo”. Cuando nuestro papel es ser profesor de apoyo, nuestra meta final es que el niño no nos necesite. Teniendo esto en mente debemos diseñar estrategias para que este objetivo sea alcanzado. Es por eso que es fundamental que el maestro siga siendo el principal, a quien el niño le debe indicar que terminó una tarea, pedirle ayuda, preguntarle, etc. El niño no debe confundir las figuras de estas dos personas dentro del aula, deben quedar  bien claras para que en el momento en que la maestra sombra se retire, él sepa a quién acudir y cómo hacerlo.

En unos días estaré compartiendo estrategias y tips que puedes implementar para apoyar dentro de la clase como maestro sombra. Si tienen más tips o estrategias que les haya servido, ¡compártanlas en los comentarios!

Pin It on Pinterest